Plantación del mango

Época de plantación


La época ideal para la plantación de árboles jóvenes de mango es en primavera aunque esta fecha se puede prolongar hasta los últimos días de Agosto.

Preparación del terreno


Para romper las posibles suelas de labor y mejorar la permeabilidad del perfil del suelo es recomendable dar una pasada profunda de subsolador. Posteriormente, en terrenos sin pendiente o con pendientes poco pronunciadas, es recomendable romper la estructura gruesa del suelo dejada por el pase del subsolador con una o dos pasadas de grada.

Antes del pase de grada, y en base a un análisis de suelo y del agua que se va ha emplear en el riego, se podrá aportar un abono de fondo para corregir posibles niveles deficientes.

Marcado del terreno


Se procederá a marcar la futura posición de los árboles con el método que se considere más adecuado (escuadra, teodolito...). La posición se puede fijar con los tutores (de 1.5 metros de altura) que necesariamente emplearemos para apoyar la formación de los árboles en los primeros años de vida. Si todavía no se han extendido las tuberías principales de riego este es el momento de hacerlo.

Plantación del mango


Hacer los hoyos a mano, con una herramienta adecuada, o con una miniexcavadora ya que las barrenas mecánicas dejan una superficie lateral en el hoyo casi impenetrable para las raíces lo que retrasaría mucho el crecimiento de estas. No es recomendable aplicar ningún tipo de abono en el momento de la plantación pues la planta sufre un gran estrés en ese momento y esto podría perjudicarle.

El plantón se colocará en el hoyo de forma que el nivel del terreno quede al mismo nivel del sustrato de vivero.

Es muy importante proteger la corteza de los árboles jóvenes. Esto se hará preferiblemente con la colocación de una malla específica para este fin o pintando el tronco y las ramas principales con pintura blanca apropiada.

Ha de regarse copiosa e inmediatamente tras la plantación.

Primeros cuidados


Los primeros meses después de la plantación son críticos, es fundamental controlar el nivel de agua en el suelo. Los árboles pequeños son muy sensibles a la escasez de humedad, siendo igualmente perjudicial el exceso. Se recomienda el uso de tensiómetros para manejar el riego.

La nutrición de los árboles se llevará a cabo por medio de fertirrigación y empezaremos a abonar a los 15 días desde la plantación.

Los pequeños árboles de mango suelen florecer en los primeros años de establecimiento en el campo, para evitar que las flores compitan con el crecimiento vegetativo se procurará eliminar esta floración bien mediante poda de las panículas florales o inhibiendo químicamente la emisión de flores mediante productos autorizados.

BROKAW ESPAÑA, S.L.
Fincas de Cabrillas y Las Alberquillas
Apartado de correos nº 87
29700 Vélez-Málaga. Málaga.
ESPAÑA.

Contacto comercial: Antonio Guirado, 629543355
Tlf. Oficina: 952030362
Fax: 952500980
viverosbrokaw@hotmail.com



Aviso legal
© 2009 Viveros Brokaw SL